Si bien es cierto que la enseñanza en sí misma siempre es un reto (tanto para quien la imparte como para quien la recibe), mi experiencia en el mundo de la enseñanza del español como lengua extranjera me ha hecho tomar conciencia de la dificultad extra que conlleva transmitir ideas cuando el lenguaje no se presta siempre a ser el mejor vehículo de comunicación, debido, claro está, a las limitaciones propias de una lengua que no es la propia. Hoy traigo algunas reflexiones/ideas que me han parecido muy interesantes de la mano de Celia Rodríguez, licenciada en Psicología y Pedagogía y colaboradora de la plataforma ELE INTERNACIONAL (www.eleinternacional.com).

Aquí os las dejo, espero que os sean útiles:

https://www.eleinternacional.com/5-trucos-para-ensenar-un-idioma/